• Noticias

    La Pastoral de la Salud

    Pastoral de la Salud | Mons. Valentín Reynoso, msc  
    Conociendo la Pastoral de la Salud 
    1.- fundamentos básico
    Las Sagradas Escrituras presentan a Jesús como aquel que viene a curar, que va o está curando a un enfermo. Son múltiples las ocasiones en que Jesús aparece atendiendo a los enfermos; también siente lástima por ellos y se compadece, como testimonia el evangelista San Juan, apenas introduciendo el capítulo 6: “Le seguía un enorme gentío a causa de las señales milagrosas que le veían hacer en los enfermos” (Jn 6,2).

    Cuando Jesús quiso explicar cuál es nuestro prójimo presentó la parábola del “Buen Samaritano”que practica misericordia con el herido que está tirado a la orilla del camino (Lc 10,25-37), convirtiéndose aquella parábola en Ícono de los voluntarios del campo de la salud.

    La primera comunidad cristiana conoció la acción milagrosa obrada por los apóstoles Pedro y Juan a favor del tullido de la Puerta Hermosa (Hch. 3, 1-11) y descubrieron, gracias a la palabra de Pedro, que tal acción era posible por un don especial del Señor, que para la realización del milagro se hace necesario la fe (Hch 3, 12-16). Esta comunidad aprendió a alabar y a bendecir por el prodigio de la curación y por el don particular que concede a los hombres de hacer señales milagrosas en nombre del Señor.

    Muchos testimonios de santos dan cuenta de que estuvieron empeñados en la caridad y nos muestran muy pronto el progreso alcanzado por las prácticas de misericordia de parte de clérigos, religiosos y laicos. Estos santos unieron la predicación de la palabra a la asistencia del cuerpo recordando que el hombre es uno, aun cuando está enfermo. La preocupación por la salvación del alma no les hizo olvidar la sanación física del cuerpo.

    2.- ¿Qué se entiende por Pastoral de la Salud?
    Hablar de Pastoral es lo mismo que de hablar de presencia, de acción de servicio. La Pastoral como acción focalizada, centra su atención sobre una determinada realizada que busca evangelizar, liberar, promover, tratando de que, mediante un proceso de inculturación esa realidad responda a las exigencias del Evangelio.

    Por eso el objetivo general de la Pastoral de la Salud consiste en:
    Evangelizar con renovado ardor misionero el mundo de la salud, iluminando desde la fe, la esperanza y la caridad, según los valores del evangelio, y teniendo una opción preferencial por los pobres, contribuir a la transformación de una sociedad más justa, solidaria y humana. Con un énfasis especial en el compromiso con los enfermos y con quienes les asisten.

    3.- Objetivos Específicos de la Pastoral de la Salud
    • Desarrollar una obra de educación en salud y moral dentro de la perspectiva del valor inestimable y sagrado de la vida, para promover y contribuir en la sociedad una “cultura de la vida”, desde el nacimiento hasta la muerte.
    • Contribuir a la humanización de las estructuras hospitalarias, de las instituciones responsables de los servicios de salud y de las relaciones interpersonales entre los beneficiarios y los trabajadores de salud.
    • Alentar moralmente al enfermo, ayudándole a aceptar y valorar la situación de la enfermedad en que se encuentra y acompañándole con la fuerza de la oración y de la gracia de los sacramentos.
    • Ayudar a los familiares a vivir sin traumas y con espíritu de la fe la prueba de la enfermedad de sus seres queridos.
    • Involucrar a todo el personal de la salud, incluidos los farmacéuticos en el área de la Pastoral de la Salud.

    4.- Áreas de las que se ocupa la Pastoral de la Salud
    • Evangelizar los ambientes hospitalarios, tanto públicos como privados.
    • Evangelizar el mundo de la salud y de la enfermedad.
    • Acompañar a los enfermos, discapacitados.
    • Hacer presencia entre quienes trabajan y viven en los centros de acogida, en los hogares para envejecientes.
    • Animar a quienes se dedican al cuidado y a la prevención de las enfermedades.
    • Crear una fraternidad de enfermos.
    • Crear una escuela para los agentes de la Pastoral de la Salud.
    • Defender la vida en cualquiera de sus etapas de desarrollo. Pro-Vida.
    • Conocer los anteproyectos y leyes en materia salud.
    • Llevar adelante un proyecto de organización de los profesionales de la salud.
    • Brindar apoyo espiritual y formativo a los Ministros extraordinarios de la Comunión y de los Enfermos.
    • Sensibilizar a los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas y demás agentes de Pastoral.
    • Dar sostén pastoral y espiritual a los alcohólicos y tóxicos dependientes.
    • Organizar, coordinar y apoyar a los dispensarios médicos católicos.
    • Promover el cuidado del medio ambiente.
    • Colaborar con la Pastoral Penitenciaria respecto a los enfermos de las cárceles.