• Noticias

    domingo, 19 de julio de 2020

    Un 16 de julio: Fundación de la Trinitaria

    Actualidad | Melania Emeterio Rondón

    Un 16 de julio: Fundación de la Trinitaria

    Una de las fechas más significativa y motivadora para la Republica Dominicana, es la del 16 de julio, pues en ella se recuerda la Fundación de la Sociedad Secreta La Trinitaria, proyecto ideado por el joven Juan Pablo Duarte quien, imbuido del amor por la patria, la fundó en 1838. Desde esta organización cuyas características fundacionales no son tan abundantes en las historias de El Caribe y de América, se da el paso inicial para afrontar la ocupación del territorio que estaba usurpado por los haitianos desde el 1822. La Trinitaria fue un movimiento de jóvenes idealistas que vieron la urgencia del momento, y asumieron el compromiso que la historia les aguardaba.

    A la formación de la Trinitaria le siguió, para iguales fines, la Sociedad la Filantrópica, y la Sociedad Dramática. Mediante la presentación de obras teatrales llevaban la conciencia de la necesidad de lograr la independencia y libre determinación. Había un problema, un hecho concreto, ¿pero con que herramienta abordarlo para llegar a la resolución del más grande de los conflictos existente? Y esa fue la respuesta, una organización discreta o secreta que encarnaba el cómo y el para qué. El 16 de julio debería ser no laborable, y así destacar la grandeza de llevar el germen, las bases para la independencia nacional.

    Muchas organizaciones de inspiración social, política, y de otras índoles se crean bajo el entusiasmo de las expectativas y optimismo, pero luego la desidia, el pesimismo, los obstáculos, la falta de fe en el ideal inicial, acaban truncando todo, y hasta desaparece la organización. En el caso de la Trinitaria, este grupo de jóvenes/ adultos, curándose en salud se antepusieron a cualquier posibilidad de que un proyecto tan preciado se malograra, o quedara varado en el tiempo, decidieron hacer un juramento: EL JURAMENTO TRINITARIO, el cual incluía el lema de DIOS Patria y Libertad. El juramento ponía de relieve la base de espiritualidad de donde se partía: la invocación de la Divinidad. Y esto dice el Juramento:

    “En nombre de la Santísima, Augustísima e indivisible Trinidad de Dios    Omnipotente: juro Y prometo, por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro Presidente Señor Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vidas y bienes habidos y por haber, a la separación definitiva del gobierno haitiano y a implementar una Republica libre y soberana e independiente de toda potencia extranjera, y que se denominara Republica Dominicana …”

    El Juramento incluía hasta las características que habría de tener la bandera nacional, dejando constancia de sus ideales y propósitos. Toda esta plataforma conceptual y de acción venía de una juventud lúcida, proactiva y comprometida con el ideal supremo. La juventud dominicana de hoy haría bien inspirándose en estas fuentes históricas auténticas, forjadas en la mente de Juan Pablo Duarte, y los primeros trinitarios como: Pedro Alejandrino Pina, Jacinto de la Concha, Felipe Alfau, Benito González, Juan Nepomuceno Ravelo, Juan Isidro Pérez, Féliz María Ruiz, y José Maria Serra.

    Duarte ideó la independencia como un proyecto donde la juventud había de tener un papel preponderante, y en ella confío el magno. y aunque muy joven, sus ideas eran maduras, adultas y con un norte preciso. La fundación de la Trinitaria y otras sociedades lo consagran como un hombre de concepciones, y de acción, visualizando de este modo la viabilidad y aplicación del ideal. ¿Quién mejor que Duarte y los trinitarios para inspirar a la juventud? Ellos encarnan el símbolo de un liderazgo con propósito, transparente, limpio. Duarte es el líder visionario, amante de la soberanía, el progreso y la libertad.

    En la fundación de la Trinitaria hubo visión política de la realidad, y un modo de transformarla para acabar con la opresión haitiana. Así enseñaron el amor y la defensa de lo propio, a tener fe en el porvenir y en los recursos con que se cuenta, pues al igual que hoy, ayer no hubo solidaridad ni apoyo de ningún país, ni cercano, ni lejano, era pues una lucha en solitario. Lo del 16 de julio fue la estrategia política asertiva, encarnada en la grandeza de creer en las posibilidades, aunque sean mínimas o remotas. Nadie como l0s trinitarios, ha sembrado base de confianza en la mentalidad dominicana.

    La Trinitaria fue la idea motora que hizo posible, años después, el Grito de Independencia, el 27 de Febrero del 1844, pero su deseo de permanecer era tal que, hubo que librar más de 12 batallas con ellos. Sobran razones para que la juventud, y la ciudadanía toda, emule la acción trinitaria, que beban de esa fuente.

    Un compromiso relevante es el de empujar hacia la dirección de que la juventud se adhiera a estos ideales salvadores, constructores de nuestra nacionalidad. Hoy día existe, desde hace varios años el Ministerio de la Juventud, y este debería, se lo sugiero, organizar una plataforma educativa que contemple el estudio y análisis permanente del pensamiento duartiano y la fundación de la Trinitaria. Eso es lo que más conviene en esta hora de grandes nubarrones que se ciernen sobre la soberanía dominicana.

     


    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Espiritualidad

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Meditación

    Valor del Mes: COMUNIDAD