• Noticias

    domingo, 2 de agosto de 2020

    Eucaristía, es decir: ¡Alianza de Amor!

    Ecología del Espíritu | José Cristo Rey Paredes, cmf

    Eucaristía, es decir: ¡Alianza de Amor!

    Este domingo -2 de agosto de 2020- nos ofrece la oportunidad de contemplar el misterio de la Misa. No pocos piensan que asistir a misa los domingos y fiestas es una obligación… ¡y una obligación grave! Es lo que nos han enseñado en la catequesis. Esta visión es, sin embargo, muy superficial. La celebración eucarística no es una clase de formación en la sagrada escritura, ni una posibilidad de comulgar. No es el momento en el que un presbítero aprovecha la oportunidad para decirnos que hacemos bien, qué hacemos mal, o qué debemos hacer. La misa es otra cosa. Decir Eucaristía es decir ¡Alianza de Amor!

    Alianzas – conexiones cordiales

    La palabra “alianza” es muy antigua. Alianza, en hebreo es “berit”, aparece muchísimas veces en la Biblia. Los profetas entienden la alianza en clave de amor.

    §  También en nuestro tiempo llamamos “alianza” al anillo que se entregan quienes se desposan. Hablamos de la “alianza de las civilizaciones”, de las alianzas sociales, de la inclusión, de la interconexión ecológica y alianza con la madre tierra para instaurar un nuevo modelo de política mundial.  Pero también se habla de las “alianzas del mal”.

    §  En la alianza se anudan relaciones entre los diferentes. Se establecen compromisos de solidaridad, de mutua ayuda y defensa. Las personas en alianza se defienden y se ayudan mutuamente. Las alianzas crean seguridad.

    §  Cuando decimos que “otro mundo es posible”, anhelamos una Alianza global en la que nadie quede excluido. En la alianza no perdemos nuestra identidad. En la alianza seguimos siendo diferentes, pero amigos.

    El Jesús de la Alianza

    §  Jesús, quiso anticipar la celebración de la Alianza nueva y eterna en el acontecimiento asombroso de la multiplicación de los panes y los peces.

    §  Jesús estaba de duelo, por el asesinato y muerte de Juan Bautista.

    §  Deseoso de tranquilidad, se fue a una zona desierta.

    §  Pero allí le esperaban miles de personas.

    §  Sintió un amor entrañable por ellas,

    §  curó a los enfermos, y multiplicó los panes y los peces.

    §  Jesús hizo realidad la promesa del Dios de la Alianza, según Isaías: alimentó al pueblo que escuchó su voz.

    En cada Eucaristía

      • Somos todos nosotros el pueblo que escucha la voz de Señor y es alimentado con el pan eucarístico;
      • Jesús repite los gestos de la última Cena y establece su Alianza con nosotros, para siempre;
      • Jesús es el Esposo que promete fidelidad y amor para siempre a su Esposa que es la Iglesia.
      • Nosotros renovamos nuestra Alianza con Él;
      • nos prometemos fidelidad mutua.

    Renovemos en esta Eucaristía la Alianza

    §  La Alianza no se celebra por obligación, sino por amor.

    §  La Eucaristía no se celebra para escuchar a un sacerdote, sino escuchar la voz de Dios. Y Dios no quiere que los sacerdotes la acallen con sus palabras e ideas.

    §  A la misa no se asiste para no cometer un pecado grave, sino para hacer cada vez más estrecha nuestra alianza de Amor con Jesús, con Dios Padre.

    §  El Espíritu Santo cuida para que nuestro fuego de amor no se apague, para que “nada pueda separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro. Fuente: www.xtorey.es


    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Espiritualidad

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Meditación

    Valor del Mes: COMUNIDAD