• Noticias

    martes, 4 de agosto de 2020

    La lección del sabio hindú

    Casa de Luz | Lic. Juan Rafael Pacheco

     

    La lección del sabio hindú

    Un viejo maestro de la India disfrutaba plácidamente las aguas del Ganges, mientras observaba en la orilla una familia discutiendo acaloradamente, gritándose con gran ira. Preguntó a sus discípulos:

    “¿Por qué la gente grita cuando están enojados?”

    Dijo uno:

    “Perdemos nuestra calma y gritamos.”

    “Pero, ¿por qué gritar si la otra persona está a tu lado? Podrías decirle lo mismo en tono suave”, afirmó el maestro.

    Algunos dieron respuestas que los otros no aceptaron. Dijo el sabio:

    “Cuando dos están molestos, sus corazones se alejan.  Para cubrir la distancia que los separa, deberán gritar para oírse. Mientras más irritados están, más fuertemente tendrán que gritarse.

    ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? No se gritan sino que conversan suavemente, porque sus corazones están muy cercanos.  No hay distancia entre ellos o en todo caso es mínima.

    Cuando su amor florece, ¿qué sucede? Ya no hablan, tan sólo se murmullan: su amor los va acercando. Finalmente, no necesitan siquiera del murmullo: se miran y se comprenden.  Así es cuando el amor une dos personas.

    Entonces, cuando discutas con alguien no permitas que sus corazones se alejen. No digas palabras que los distancien aún más, porque llegará el día cuando la distancia sea tan grande que no encuentres el camino de regreso.”

    Somos lo que elegimos, lo que optamos. Dios no impone nada, solamente ofrece, dejando al hombre la libertad de decidir.  Muchos prefieren las joyas, los automóviles, los caminos fáciles.

    Hay caminos para los más variados deseos, pero hay cosas que la herrumbre no corroe. Son los ideales nobles, el bien, la fraternidad, la alegría, el Evangelio. ¿Porqué será tan difícil preferir la paz en lugar de la guerra, el amor en lugar del odio, la generosidad en lugar del egoísmo, la acción en lugar de la comodidad, la confianza en lugar del orgullo, el perdón en lugar de la envidia, el desprendimiento y la pobreza en lugar de la satisfacción, el corazón de niño en lugar de la vanidad?

    ¿Por qué será tan difícil elegir al Creador en lugar de la criatura, el sacrificio, la renuncia, lo correcto, lo humano, el deber, en lugar del placer?

    ¡Ojalá todos sepamos tomar la decisión correcta: padres, madres, jóvenes, niños! Y es que constantemente debemos decidir.

    Podemos siempre escoger lo mejor: la luz en lugar de las tinieblas; la comunión de vida en lugar de la soledad; la verdad en lugar de la mentira; Dios, los hombres, la familia, en lugar de la irresponsabilidad.

    Para ser feliz, decídete por lo verdadero, lo justo, lo difícil. Felicidad es sinónimo de sacrificio, de renuncia, de abnegación.

    El mundo necesita de fraternidad, que depende de ti y de lo que elijas. Trata con amabilidad a todos: el que encuentras no es tu enemigo ni tu competidor.  Es un hermano a quien debes tratar con amabilidad.

    No rezongues con el fin de desahogarte. Busca consolar, más que ser consolado.  Y, aunque sea sin darte cuenta, serán recompensadas las bondades de tu corazón. ADH 847

    Nunca es tarde para cambiar de actitud, para dominar tus impulsos, para pulir tu carácter, para controlar tu lengua, para hacer el bien, para ser hermano, para decir cuenta conmigo. La decisión es tuya. Piensa antes de actuar y elige siempre lo mejor, el camino que el Señor te pone por delante.

    Y cuando tengas que discutir, no alejes tu corazón. Controla el tono de tu voz. Siempre saldrás beneficiado.

    Bendiciones y paz.


    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Espiritualidad

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Meditación

    Valor del Mes: COMUNIDAD